Atleta olímpico en México 1968, finalista panamericano y cinco títulos sudamericanos en 800, 1500 y 3000 metros con obstáculos, son solo algunos logros del oriundo de Llay-Llay, el destacado Jorge Grosser. Una historia que partió a los 13 años con una exitosa carrera deportiva, y que hoy a los 63 se escribe como entrenador.

Es así como el Estadio Ester Roa Rebolledo de Concepción recibió este sábado 27 de noviembre el esperado torneo en homenaje al gran Jorge Grosser. El evento contó con la organización de la Asociación Atlética de la región del Bio Bío y con la participación de atletas de la quinta a la novena región.

El actual entrenador de la región del Bio Bío, que fue parte de la continuación de grandes mediofondistas chilenos tales como Guillermo García Huidobro en la década de los 40 y Ramón Sandoval en la de los 50, tuvo palabras para este gran evento deportivo y comentó que “estuvo muy bueno y emotivo, se notó que hubo un gran trabajo por detrás y me emocioné”.

El mediofondo brilló en el Ester Roa

Como justicia al nombre del evento del legendario mediofondista chileno, dos atletas destacaron en las pruebas de 3000 metros planos damas y “la milla”.

Hablamos de Josefa Quezada, seleccionada nacional que estuvo cerca del récord en los 3000 metros planos de 9 minutos 15 segundos y 31 centésimas que Alejandra Ramos mantiene desde hace casi treinta años. La atleta entrenada por Jorge Grosser fue aplaudida en el estadio tras lograr un tiempo de 9 minutos 20 segundos y 06 centésimas.

“Uno de los objetivos era acercarme al récord. Partí bien, pero en algún momento perdí el ritmo y ahí estuvo la diferencia. Fue una linda experiencia y muy emotivo ya que corríamos por nuestro entrenador, nos sentíamos orgullosos”.

Con respecto a la carrera y lo próximo que se viene para la deportista, Josefa Quezada comentó que “Es mi primer 3000 oficial, estamos felices con mi entrenador ya que es un buen comienzo. Esperamos el próximo semestre estar más firmes en el ritmo, acercarnos aun más al récord y debutar en los 3000 metros con obstáculos con miras a Santiago 2023”.

Por otra parte, Esteban González también brilló durante la jornada al lograr el récord nacional outdoor en la prueba “La milla” que juntó a gran parte de los mejores mediofondistas chilenos actuales, y que consta de 1609 metros. Cuatro minutos, nueve segundos y siete centésimas era el récord que tenía Ramón Sandoval el año 1958, en Houston, y que hoy el oriundo de la quinta región batió con un esplendoroso tiempo de 4m.03s.66.

“Nunca pensé que esta situación llegaría, veía los récords como algo imposible o más bien lejano. Sin embargo, el esfuerzo, la dedicación y alinearse con las personas correctas ha sido fundamental, y estoy muy agradecido de todos quienes me han acompañado en el proceso”.

El deportista, que actualmente se encuentra realizando su práctica profesional, comentó que dentro de sus desafíos personales está batir sus propios récords y pulverizar algunas marcas. Asimismo, con respecto al tremendo resultado del día comentó que, “Quiero que la gente vea este récord no sólo como alguien que lo batió, sino como un mensaje de que, si yo pude, ustedes también pueden. No importa que tan lejos uno esté, lo importante es dar lo mejor día a día”.

Junto con ello Esteban apostó al mediofondo nacional y se refirió al rendimiento actual de los atletas. “Hay una excelente generación, creo que muy pronto estaremos corriendo bajo los 3.45 minutos el 1500 y bajo 4 la milla. Hay mucho talento en el mediofondo, mucho, y hay que apoyarlo”.

El atletismo nacional habló hoy en la región del Bio Bío y plasmó grandes resultados a finales de un gran 2021. En cuanto al próximo año 2022, se espera que el torneo en homenaje al gran Jorge Grosser, sea realizado como un Grand Prix Internacional que cuente con la participación de lo mejor del atletismo sudamericano.

Categorías: Noticias